lunes, 6 de junio de 2016

Masterclass en Sana Locura



Cuando Marisa (Famalap) me animó a ir ese fin de semana a Madrid y vivir desde dentro cada una de las intensas actividades que se habían programado para celebrar el Día Nacional del Celíaco, una de las actividades que me llamó la atención fue una masterclass de Roberto González, reconocido panadero y repostero, que se desarrollaría en Sana Locura en la calle General Oraá 49 de Madrid.

Llegué a Sana Locura con casi una hora de adelanto sobre la hora del inicio de la masterclass.


Quería conocer el local con tiempo, sin prisas, probar algún producto, y cómo no... sacar algunas fotos chulas para luego publicar mi entrada en el blog. El local me pareció muy bonito, decorado con mucho gusto, con un ambiente muy cálido y una sensación de transparencia y limpieza acentuada porque desde la zona en la que el público puede entrar a comprar o sentarse a tomar algo se puede ver a través de una enorme cristalera la zona del obrador donde se van preparando los productos.










Al llegar me sirvieron con mucha amabilidad y para no parecer una "friki" disparando con mi cámara por todo el local me presenté como participante en la masterclass y bloguera incipiente. Enseguida salió a charlar conmigo Fermín, el propietario del local. Hablamos sobre la ilusión que tenían puesta en el proyecto que acababan de iniciar (la inauguración del local había tenido lugar justo el día 25 de mayo), en la masterclass que habían organizado y también en que la normalización del colectivo celíaco fuera creciendo.
Mi ilusión en esa actividad estaba repartida en varias vertientes. Por un lado me intrigaba conocer un sitio nuevo sin gluten, por otro me ilusionaba tremendamente poder asistir a la clase magistral de Roberto González y por otro el poder conocer a los demás blogueros convocados aquella tarde, algunos de los cuales sigo la pista desde que entré en el mundo sin gluten hace casi 3 años.

Allí estaban (desde aquí os animo a visitar sus blogs, webs y perfiles en las redes sociales):

- Juan Carlos y Pamela de El Espíritu del Bosque
- Susana Ramos de Saber Culinario
- Marisa y Juan de Cocina Fácil Sin Gluten (Famalap)
- Ana y Víctor de Caminar Sin Gluten
- Susana y su peque Irene de Mi Menú Sin Gluten
- Susana de Aventuras Sin Gluten
- Noelia de Gastrolibreta
- Manu y Nati de Maty's Choice

Y quien para mí fue la "guinda del pastel": 

- Elena Wagner de La Cocinera Almidonera


Y os explico porqué. Hacía algunas semanas que yo había terminado de leer el libro "Comer Sana para Vivir Mejor", escrito por la propia Elena Wagner, y del que quedé por un lado sorprendida de sus recetas sencillas y deliciosas y por otro realmente emocionada con el prólogo escrito nada más y nada menos que por el Dr. Isasi y que versa sobre lo que ha sido mi historia y al parecer también la de Elena: la lucha contra la fibromialgia y demás dolencias asociadas hasta descubrir que el gluten (en mi caso) y los almidones (en el caso de Elena) era la raíz de las mismas. 




Se había hecho la presentación del libro justamente el Sana Locura el día de la inauguración, el 25 de mayo. Con mucho pesar ese día no pude desplazarme a Madrid para la presentación y me llevé una sorpresa mayúscula cuando vi que ella era una de las participantes esa tarde.



Hechas las presentaciones comenzó la clase en la que Roberto, Germán y Diego nos enseñaron a hacer una deliciosa Coca de San Juan. En un ambiente totalmente distendido y cordial Roberto nos habló sobre la "tarifa plana de amasado 20 minutos", fermentación láctica VS fermentación acética, final de horneado con tiro abierto, grasas, proteínas... y toda una serie de conceptos y trucos que hacen que los productos finales que allí se elaboran sean realmente sublimes y sin nada que envidiar a los "glutaneros".



Tras la clase, Sana Locura nos tenía preparada una deliciosa merienda con gran variedad de productos sin gluten de los que os puedo asegurar que no fui capaz de decidir cuál me gustaba más... La empanada, deliciosa; los croissants rellenos, una pasada; los montaditos de pollo y mostaza, de muerte... En fin, que nos pusimos las botas.









He de decir que fue una tarde excepcional, tanto por lo que aprendimos como por la compañía tan agradable y el ambiente tan bueno en el que se desarrolló todo.
Espero que Sana Locura tenga mucho éxito y que poco a poco vayan surgiendo más iniciativas como esta, sobre todo en ciudades no tan grandes como Madrid donde nos resulta aún muy difícil encontrar lugar aptos para los celíacos.




Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *